Crónica del primer taller

Como seguramente ya sabéis, los pasados días 8, 9, 10 y 11 de abril se organizaron los primeros talleres prácticos del Laboratorio de Corcho SuberLab, razón por la cual nos gustaría aprovechar para compartir con vosotros/as algunas de nuestras impresiones alrededor de la formación impartida.

En primer lugar, deciros que los dos grupos se completaron y que los/las participantes quedaron bastante satisfechos/as con los conocimientos y habilidades adquiridas. Y es que para el primero de esta serie de talleres prácticos recurrimos como docente a Moisés González Zanca, un experimentado artesano que, a pesar de no ser un experto en corcho, en el sentido que trabaja también otras disciplinas como cerámica, cestería, etc. conoce a la perfección este material y su comportamiento, además de contar con una larga trayectoria como formador, lo que le permitió conectar rápidamente con los alumnos/as y cumplir con los objetivos pedagógicos marcados. Así pues, como se suele decir vulgarmente, con Moisés apostábamos a caballo ganador… y ganamos.

En cuanto al espacio donde se desarrollaron los talleres, el aula-taller del albergue La Surera nos permitió trabajar con comodidad a un número total de 8 alumnos/as y 1 profesor por grupo, sin embargo la gran cantidad de serrín y polvo generado en ocasiones redujo el confort de los alumnos/as, razón que nos ha llevado a plantearnos la posibilidad de impartir los próximos talleres al aire libre, en concreto en el amplio patio del albergue, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan.

En lo que respecta a los materiales y herramientas empleadas, a pesar de haber encontrado recientemente un proveedor local de corcho, para este primer taller recurrimos al corcho que el mismo docente recogió a su paso por Talavera de la Reina (Toledo). En este sentido señalar la increíble versatilidad del corcho, que permite realizar una gran cantidad de objetos sin necesidad de sofisticadas herramientas, así como rectificar los defectos en cualquier fase del proceso de elaboración, especialmente cuando hablamos de piezas rústicas, si bien hay determinadas tareas que a la larga resultan excesivamente duras y aconsejarían el uso de equipos eléctricos (corte, desbastado, lijado, etc.).

El tiempo total disponible fue suficiente para realizar las artesanías propuestas por el profesor, en concreto un “tajo” (taburete típico de los territorios corcheros) y una caja, lo que permitió a los/las aprendices dedicar las últimas horas del taller a dar rienda suelta a su imaginación y elaborar, con la inestimable ayuda del profesor, sus propias creaciones con el corcho sobrante, tal y como se puede apreciar en las fotografías tomadas donde se muestran los resultados de la formación.

Finalmente queremos agradecer la visita de Celia, Mónica y Luís, miembros del Área de Innovación, Experimentación, Formación y Comunicación del Centro Nacional de Referencia para la Transformación e Instalación de Madera y Corcho, dependiente del Servicio Valenciano de Ocupación y Formación (LABORA), que vinieron a conocer de primera mano el proyecto SuberLab y editaron un magnífico vídeo con el material audiovisual recogido durante el primer taller.

2 comentarios en “Crónica del primer taller”

    1. Hola Celia, y a nosotros nos encantó que no visitarais y estamos muy agradecidos por el vídeo que habéis editado. También hemos incluido la web de Cambium entre nuestros sitios de interés. Espero que podamos seguir colaborando en el futuro.

      Me gusta

Responder a Celia Ruiz. CRN Transformación e Instalación de Madera y Corcho. Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s